fbpx
SOY Deportes
Actualidad deportiva minuto a minuto.

Burián y el momento en que se dio cuenta que Colón estaba para pelear

0 122

El arquero de Colón seleccionó al encuentro ante Argentinos como el “quiebre” en el que el equipo hizo el click y concienció que estaba para cosas grandes.

Leonardo Burián pasó de solicitar irse del club a convertirse en uno de los ídolos de la historia de Colón. El propio uruguayo se encargó de dejar atrás los pedidos a la dirigencia de rescisión de contrato con sus actuaciones fenomenales que lo transformaron en uno de los mejores jugadores del Sabalero en la Copa Sudamericana y la clave principal para que el equipo llegue a la final del certamen.

En un mano a mano con Diario Olé, Burián recordó lo que fue su vaivén este año. “Estaba con un pie afuera y hoy estoy jugando la final de la Copa Sudamericana. Es lo lindo del fútbol, que es dinámico. Y hay que disfrutarlo y valorarlo. Porque hay futbolistas con mucho más recorrido que el nuestro que nunca tuvieron la posibilidad de jugar una final así”, comenzó diciendo.

Luego, describió los motivos por los que Colón llegó a la final. “Por sacrificio, humildad, nunca bajar los brazos, sobre todo en momentos complicados como en Brasil. En el primer tiempo no podía creer la cantidad de situaciones que habíamos tenido en contra. Veía el tablero electrónico y no pasaban los minutos: iban 20 y parecía que habíamos jugado una hora. “Chau, este partido va a ser un karma”, pensaba. Pero después del vendaval, el equipo sacó lo que demostraba, esa jerarquía, esas ganas de jugar e ir a buscar los partidos en cualquier cancha. Y llegamos a la final por el sacrificio y por todo lo que hemos hecho”.

Aunque, para él, el encuentro en Brasil no fue el click donde el equipo se dio cuenta que estaba para pelear. “Fue difícil pero creo que la serie en que la tuvimos más complicada fue el partido con Argentinos. Una serie muy pareja, inclusive perdimos en Santa Fe. Y tuvimos que salir a jugarnos todo en La Paternal y ése fue uno de los mejores partidos nuestros. Fue una serie de quiebre en la que nos dimos cuenta de que estábamos para pelear algo importante en la Copa“.

Más adelante, se encargó de destacar, con nombres propios, a los referentes de esta gesta. “Somos varios… El Pulga, por lo que genera en el plantel y en la gente, en lo que es como persona en el día a día y por lo que es como jugador adentro de la cancha, principalmente. Estigarribia también: de tremenda trayectoria, ha jugado en Europa y tiene una humildad tremenda, es un tipo normal. Fritzler, otro que jugó en Europa, que no viene jugando ahora pero estuvo en el arranque contra Municipal y jugó muy bien contra Argentinos. A esos tipo de jugadores hay que tenerlos en cuenta por estar donde estamos“.

Sobre la posibilidad de una tanda de penales el próximo sábado, Burian dijo: “Si me das a elegir, prefiero evitar los penales. Es muy difícil patear o atajar en esa instancia. El jugador se juega prestigio a nivel deportivo, hay muchos intereses de los hinchas, también intereses económicos. Y no siempre gana el que lo merece. Es difícil enfocarse, tenés que ser un jugador que no siente la presión”.

Además, rememoró su atajada en el Mineirao. “Fue tremendo, hasta el día de hoy me mandan algún video o algún relato y a veces me pongo a llorar en casa, a lagrimear. Fue muy emocionante, yo de perder a mi hermano, en la semana previa el Pulga había perdido al papá… Me acordé de mis hijos, de mi familia, de mi señora, se te pasa todo por la cabeza en ese momento: alegría, tristeza, te descargás. Saltaba, me reía, lloraba un rato, me abrazaba. Es difícil de explicar, no tomábamos dimensión de o que habíamos logrado“.

Finalmente, contó que en su cabeza ya está jugando su partido y el de la gente. “Y… La gente generó una movida muy grande para viajar. Hay gente que vendió hasta la moto para venirse hasta Paraguay. Todo lo extrafutbolístico suma pero hay que enfocarse en que es un partido sin favoritos. El rival también tiene su méritos por haber llegado hasta acá. Me gusta que sea un partido único, aunque, lógico, hay que tomar más precauciones, porque no tenés margen de error. Y vamos a tratar de jugar como hasta ahora: dejando todo, convencidos de que la queremos ganar y terminar el año, si Dios quiere, con una estrellita en el escudo“.

Recibe en tiempo real toda la información que necesitas.

Comentarios
Cargando...