En el inicio de la fecha 34 de la Liga de España, los culés derrotaron a Alavés por 2 a 0 y si mañana Atlético Madrid pierde con Valencia, será campeón. Messi jugó solo media hora.

En Mendizorroza, Barcelona logró dar un nuevo paso rumbo a la conquista de su tercera Liga consecutiva. La idea es sellar la consagración cuanto antes para rápidamente poner la cabeza en la UEFA Champions League, su obsesión, y hoy quedaron más cerca de ello luego de quedarse con un buen triunfo ante Alavés en un encuentro donde le costó abrir el marcador. Luego, quedó resuelto.

Barcelona era poseedor del balón aunque le costaba generar peligro. El más incisivo del ataque era Luis Suárez, pero no contó con buenas tardes de Coutinho y Dembelé, quienes fueron sus compañeros de ataque. El que sí fue complemento del uruguayo fue Carles Aleñá, quien justamente abriría el marcador a los diez del segundo tiempo, cuando definió correctamente dentro del área abriendo el pie.

Tan solo seis minutos después, Barcelona liquidó el pleito. Vía VAR, el árbitro sancionó una pena máxima producto de una mano. Luis Suárez remantó a la izquierda de Pacheco que adivinó, tocó el balón pero no logró desviarlo.

Messi ingresó faltando media hora, al igual que Jordi Alba, quien también fue reservado. De los habituales titulares, tampoco jugaron Lenglet y Arthur.

Con este triunfo, Barcelona sacó doce unidades a Atlético Madrid, su perseguidor más cercano, con la misma cantidad de puntos en juego. Es decir que si mañana el Colchonero cae ante Valencia, los culés se consagrarán. De lo contrario, tendrán una nueva chance ante Levante el sábado por la tarde.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here