La reunión de Comisión Directiva de anoche en Unión parece que no será una más. Podría traer como consecuencia inmediata una renuncia y habrá que esperar luego, con el correr de los días si le sucede alguna otra.

El encuentro dirigencial estaba pautado para las 19.30 pero comenzó pasadas las 20. Hubo algunas ausencias, entre ellas las del doctor Marcelo Martín (de viaje), el vice Edgardo Zin y el doctor Esteban Bovo (de vacaciones fuera del país).

El momento más caliente de la noche se produjo cuando Emilio Lamas fijó su postura sobre la venta de Franco Soldano. Cuestionó la forma de manejarse el presidente Luis Spahn, la manera en que se concretó la operación, el dinero que le ingresa a Unión, la forma de pago, la ausencia de algún dirigente en Grecia al momento de la firma del contrato, entre otras cosas. Allí se produjo un momento tenso ya que se elevó la voz de la discusión y hubo hasta gritos de parte de algunos directivos.

Lamas dejó el recinto en cual se desarrollaba la reunión, que continuó por un rato más. El resto de los dirigentes siguieron con algunas preguntas. La sensación que quedó es que ese portazo traerá aparejado algo más.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here