En el Gigante de Arroyito, el Canalla derrotó al Tatengue por 1 a 0 gracias a un tanto de Fernando Tobio. El local jugó todo el complemento con un hombre menos y logró aguantar la ventaja.

Unión disputó uno de los peores encuentros de la Superliga. Lejos de ser superado con autoridad por su rival, en ningún momento pudo reaccionar luego de la apertura del marcador que llegó mediante la pelota parada. Ni siquiera con la superioridad numérica pudo crear situaciones de peligro: la falta de claridad e imaginación fue una constante durante todo el cotejo.

En la primera parte, Central fue el dominador del juego. Monopolizó el balón pero careció de profundidad. Logró sacar ventaja en el marcador en el minuto ocho, cuando Leonardo Gil metió un córner al primer poste y Fernando Tobio anticipó para dejar sin respuestas a Nereo Fernández.

A los 22’, las cosas empeoraban para la visita. El rendimiento más alto del equipo en el campeonato se iba lesionado: Lucas Gamba recibió un duro rodillazo del colombiano Oscar Cabezas y debió abandonar el juego. El Druppy Gómez ingresó en su lugar.

Recién en los últimos cinco minutos de la etapa inicial intentó reaccionar el conjunto de Leo Madelón. Tuvo dos oportunidades en ese lapso: En primer lugar con Franco Soldano, que llegó hasta el borde del área con pelota dominada pero su remate se desvió en el camino y se marchó al córner. La restante sería de Nelson Acevedo, que aprovechó un yerro defensivo compartido por Cabezas y el arquero Jeremías Ledesma: su disparo se iría cerca del poste derecho del arquero.

En el último instante del primer tiempo parecía que el desarrollo cambiaría, ya que Facundo Tello expulsó correctamente a Maximiliano González por doble amonestación.

Sin embargo, en el complemento Unión se hizo responsable del balón pero en ningún momento logró penetrar la vaya contraria. No contó con la sorpresa, espontaneidad e imaginación que mostró en encuentros anteriores. Ni siquiera los debuts de José Núñez y Santiago Lebus consiguieron aportar el peso que necesitó en ataque.

La única del Tate llegó a los 41’, cuando Diego Zabala remató rasante. Ledesma tenía el disparo controlado y lo dejó salir. Minutos antes, Central pudo liquidar con una ejecución de cuarenta metros de Federico Carrizo, que exigió a Nereo.

Unión no perdía desde el 22 de noviembre, cuando fue derrotado por River en el Monumental. Quedó a ocho de Boca, que debe su encuentro aún. Intentará recuperarse la próxima jornada, cuando reciba a Arsenal de Sarandí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here