El 2019 será intenso para Unión. La Superliga es el centro de atención y no debe perderse de vista ni desviar la mirada. Habrá Copa Argentina también, que a partir de lo sucedido con otros clubes, no se podría dejar de observar como un certamen interesante como para intentar algo que nunca se logró. Pero…se viene la primera participación internacional del Tatengue. La Copa Sudamericana está a la vuelta de la esquina. Marzo traerá consigo el duelo con Independiente del Valle y en abril se jugará la revancha.

Por lo expuesto, Leonardo Madelón y los dirigentes saben que al plantel actual hay que hacerle retoques, mucho más si se tiene en cuenta la forma en que terminó el año. Por ese motivo, antes de irse a vacaciones, el DT conversó con la dirigencia y se está trabajando en el armado de la plantilla del año próximo.

De los que terminaron el 2018, es probable que algunos se vayan. En este sentido, Gabriel Compagnucci es uno de los primeros mencionados con posibilidades de dejar la institución. Al llegar con el pase en su poder, se allana el camino para que eso suceda. Diferente es la situación de Brian Álvarez y Augusto Lotti. Ambos, con poco rodaje, pertenecen a Racing que los cedió por el término de un año y no sería tan sencillo que la Academia acepte la devolución de manera tempranera. Otro que podría dejar el club en busca de nuevos horizontes es Federico Andrada, que ya maneja algún ofrecimiento de la B Nacional. Por otra parte, habrá que seguir de cerca la situación de Joaquín Papaleo ya que el arquero manifestó su intención de tener continuidad, algo que no ocurre en Santa Fe.

Con respecto a los que pueden llegar, el primer llamado se hizo por Lucas Menossi, pero la respuesta de Tigre fue negativa. También, hubo contactos con algunos delanteros para tratar de darle fuerza ofensiva al equipo, algo que fue un déficit en el segundo semestre. Los apellidos de Cucci (Gimnasia de Mendoza) y Fértoli (Newell’s) dan vueltas por el mundo Unión, pero nadie pudo confirmar si alguno arribará a Santa Fe.

En tanto, no se puede perder de vista algo trascendente: la situación de Franco Soldano. El delantero, es la apuesta de la directiva para lograr un oxígeno económico que hoy el club está necesitando. Pero también es un boomerang. Si se va Soldano ingresa dinero, pero habrá que reemplazar una importante cantidad de goles. Y traer un buen atacante no es tarea sencilla. Lo otro que queda flotando en el ambiente son preguntas aún sin respuestas: ¿Qué pasa con el nuevo contrato de Soldano? ¿Se firmará? ¿Existe otra forma de salida del atacante? ¿Será beneficiosa la partida del sunchalense?

1 COMENTARIO

  1. 1) un arquero, un arquero, un arqueroooooo…me defeco en todos los comentaristas que lo “protegen”, es un desastre total!!! por lo menos 5 partidos los perdimos por fallas tremendas y otros 5 los salvaron los defensores, es un desastre total, atornillado al piso, no sale, no salta, no corta es un falo blando…y nadie habla de un arquero, no tenemos banco..que les pasa a el tecnico y los dirigentes?? no ven la realidad o son estupidos??
    2) a los dirigentes…desde cuando dejan a un pirulo como el representante bobo que tenia Soldano manejar los intereses del club? Un club mejicano ofrecio 6 palitos verdes y el imbecil queria ir a Europa, a ganar menos y a hacer banco….patéticos!!
    3) los muertos que manda Bragarnik porque no sabe donde meterlos a cambio de un medio pelo, salen muy caros, que madelon le diga que se deje de romper las tarlipes, le traiga uno que juegue y se lleve los que salen caros y no juegan…

Responder a angel a. rodriguez Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here