Luego un gran 2017, Diego Schwartzman arrancó con el pie derecho su participación en el Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año. El Peque, número 26 en el ránking mundial, venció al serbio Dusan Lajovic (75°) por 2-6, 6-3, 5-7, 6-4 y 11-9, en un encuentro que duró 3 horas y 59 minutos.

En tanto, el correntino Diego Mayer venció en sets corridos al chileno Jarry por 6-2, 7-6 (1) y 6-3 y en la siguiente instancia se medirá nada menos que ante el número uno del mundo: Rafael Nadal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here