Por el grupo C de la Copa del Mundo, el elenco galo venció por 2 a 1 al conjunto oceánico. En este encuentro, el VAR tuvo su primera actuación.

En Kazan, Francia sufrió más de la cuenta en su debut. Lo que en la previa parecía juzgado se fue convirtiendo en incertidumbre con el paso de los minutos. Las figuras francesas no lograron marcar la diferencia ante un Australia que planteó un encuentro friccionado. Se terminó definiendo por detalles, donde la tecnología cumplió su papel.

El desarrollo fue equilibrado durante todo el compromiso, con un Francia con mayor dominio de balón y un Australia replegado. Sin embargo, no logró transformar posesión en situaciones de peligro. En la primera parte, tuvieron una cada uno donde los arqueros lograron evitar la caída de sus metas.

En el complemento, fue la tecnología lo que activó el trámite. A los trece minutos, derribaron a Griezmann dentro del área. El juez no había sancionado la pena máxima, sin embargo, el VAR, liderado por el argentino Hernán Maidana, informó penal. El árbitro constató y efectuó el cobro. El delantero del Atlético de Madrid, ni lerdo ni perezoso, abrió el marcador.

Pasaron solo cuatro minutos después cuando Australia encontró el empate. Y llegó mediante la misma vía, luego de que Umtiti cometa un insólito penal contactando el balón con su mano luego de una pelota parada. El autor fue Jedinak.

Cuando parecía que Francia no encontraba los caminos para volver a adelantarse en el marcador, la fortuna terminó acompañándolo: luego de un remate de Pogba, el balón se desvió en la defensa y se le metió por encima a Rayan. El balón picó detrás de la última línea y salió: el reloj registró gol.

Debut sufrido pero importante para Francia. Por el mismo grupo, desde las 13 se enfrentan Perú y Dinamarca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here