Ramón Ábila no pudo terminar la práctica de esta mañana a raíz de una molestia muscular y en Boca ya saben que no lo podrán utilizar por alrededor de tres semanas. El cuerpo médico anunció que se trata de una lesión grado dos en el sóleo derecho (desgarro) y se perderá la próxima seguidilla de encuentros.

El delantero, protagonista de una extraña situación en torno a la suspensión por parte de Conmebol, tenía chances de jugar el sábado ante Argentinos. Tampoco podrá estar en los dos cruces con Cruzeiro (en el primero debe cumplir la sanción) ni en el Superclásico del 23 de septiembre en la Bombonera.

La idea de Guillermo Barros Schelotto era que Wanchope arrancara como titular contra el Bicho para que Darío Benedetto llegara descansado al duelo por Copa Libertadores. El Mellizo deberá definir si el Pipa ocupará su lugar en La Paternal o si se inclina por Mauro Zárate o Carlos Tevez.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here