Resultó un partidazo el clásico tucumano. Lo ganó San Martín, cuando parecía que Atlético tenía todo servido para el triunfo. Fue 3 a 2 a favor del equipo de Coyette que perdía 2 a 0.

Luis Rodríguez puso en ventaja al local a los 10 minutos del primer tiempo. Barbona estableció el 2 a 0 a los dos minutos del complemento. Ahí parecía que la suerte del Ciruja estaba echada. Pero llegó el gol psicológico de Pons a los 4 de esa etapa y Acevedo clavó el empate sobre los 28. Ese fue el golpe de nocaut del cual no se recuperó Atlético porque a los 30 Costa clavó el 3 a 2.

Lo que vino después fue aguantar por parte de San Martín hasta el minuto final y explotar de alegría con el silbato que determinó su triunfo en el clásico del Jardín de la República.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here