La entidad madre del fútbol sudamericano pasó por el Estadio de Unión para analizar sus instalaciones de cara a su participación en la Copa Sudamericana del próximo año. Para obtener la licitación, el Tate deberá realizar varias modificaciones.

Durante el día jueves, dos arquitectos de la Conmebol evaluaron el 15 de Abril para brindarle un informe a Unión acerca de las refacciones que debe realizar si desea obtener la licitación que le permitiría participar de la Copa Sudamericana 2019. En los últimos años, desde la entidad han sido más estrictos buscando aumentar la profesionalidad del fútbol continental.

Por un lado, Conmebol destacó el buen estado del campo de juego. Tanto en medidas como en su césped, los observadores han quedado más que conformes.

Aunque hay otros cuatro puntos que Unión debe modificar. El primero, y ya mencionado por los dirigentes de Unión públicamente, es el sistema de iluminación. Es aquí donde la dirigencia deberá realizar el esfuerzo económico más fuerte: se aproxima a los 600 mil dólares.

Por otro lado, un punto a modificar es el banco de suplentes. Aún se desconoce qué es lo que solicita Conmebol con respecto a esto.

Además, la comodidad de los periodistas es una arista que la entidad valora. Por eso, solicitó refacciones en zona mixta, más bien, una amplitud de la misma que favorezca la ubicación de la prensa.

Finalmente, el sistema de sanitarios es otro punto que conllevará una importante inversión. Es que en la zona de prensa aún no se construyeron: Unión solo presenta uno provisorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here