El Sabalero logró un triunfo inolvidable ante Racing por 3 a 1 para meterse en la próxima Copa Sudamericana. Los resultados de la fecha lo acompañaron, el Negro sacó provecho y festejó.

Ni el más optimista hincha de Colón se imaginó un resultado como el que el equipo obtuvo ante Racing. Inmerso en un presente adverso cristalizando un pobre rendimiento futbolístico, con su entrenador que dará un paso al costado en lo inmediato y ante un rival que era uno de los mejores del año en materia de fútbol y resultados, el elenco santafesino dio una muestra de carácter y le regaló una alegría a sus hinchas.

Es aún más valorable la victoria teniendo en cuenta que las cosas no comenzaron bien para Colón. De hecho, al minuto ya estaba abajo en el marcador luego de que Ortíz pierda la marca de Barbieri en un córner, el zaguero académico gane de cabeza y el balón impacte en el ex Newells para poner el 1 a 0 a favor del local.

Los primeros veinte minutos de juego fueron frenéticos. Allí, Alan Ruiz jugó un fútbol de alto vuelo: a los ocho, realizó una gran jugada individual y asistió a Estigarribia que fusiló a Musso e igualó el juego. El ex San Lorenzo, minutos después, exigió al arquero que rechazó bien al córner.

Antes de que se cumpla la segunda centena de minutos, habría una situación más por lado: González lo perdió debajo del arco para Racing mientras que Ruiz metió un tiro libre de lejos que se fue pegado al poste izquierdo de Musso.

A siete del final, Colón aprovecharía una mala jugada de Racing a balón parado para efectuar una buena contra: Ruiz le metió un pase de treinta metros a Bernardi que quedó cara a cara con Musso, quien ganó el duelo pero en el rebote Meli se llevó puesto el balón y lo introdujo en su propia puerta. Así se fueron al descanso.

Si Colón ya cedía el control del balón con el encuentro empatado, la postura se profundizó estando arriba en el marcador. Sin embargo, no sufrió mucho. Fue en esta etapa donde se erigió la figura de Adrián Bastía en el mediocampo y las de los centrales, correctos en el rechazo por arriba y por abajo.

El Sabalero, parado de contragolpe, tuvo sus chances. A los ocho, Bernardi trasladó tanto que se quedó sin ángulo y Musso rechazó al córner. Donatti respondió para la Academia con un disparo de tiro libre que Domínguez rechazó con una mano al córner.

El ecuatoriano tuvo dos intervenciones más para mantener el triunfo. La tranquilidad y desahogo para la visita llegaría a ocho minutos del final, cuando Correa realizó una gran jugada individual y definió de zurda para poner el 3 a 1 final y pintarle una sonrisa a todo el pueblo Sabalero.

Con el triunfo, Colón disputará la próxima Copa Sudamericana. Será su séptima participación en un torneo internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here