Por los malos resultados en el inicio de la Liga Endesa, el argentino dimitió como técnico siguiendo el camino de uno de los jugadores, y su compatriota, Carlos Delfino.

Luego de tres caídas en los cinco encuentros que disputó  en este comienzo de temporada, Pablo Prigioni dejó de ser el entrenador del Baskonia. La última derrota fue este jueves, ante el Valencia Basket, por 63-80.

“Me siento frustrado por no cumplir las expectativas”, expresó luego de la derrota de hoy. “todavía no he hablado con Josean (Querejeta, dirigente del Baskonia). No veo señales de que el equipo juegue como yo imagino. Puede hacer falta tiempo, pero no hay. No me apetece seguir entrenando a este equipo. Este es un golpe en los morros”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here