El 27 de julio de 2018, el mismo día que Universidad de Chile viajó al norte para enfrentar a Antofagasta, Mauricio Pinilla hipotecó su futuro. Ese mismo día se generó el contrato, que cuenta con la rúbrica del futbolista y al que tuvo acceso La Tercera, en el que Azul Azul entregó a Colón de Santa Fe el “100% de los derechos federativos y el 100% de los derechos económicos asociados al jugador”.

La operación que fue supervisada y visada por Pablo Silva, director ejecutivo del club, que se bajó del avión al norte para cerrar la operación, hoy se transforma en el gran argumento de la U para cerrarle las puertas del CDA. Así lo ratificó la plana mayor de la Sociedad Anónima, que tras reunirse ayer anunció el adiós definitivo del ariete.

En las tres carillas del documento firmado por Pinilla, Pablo Silva, director ejecutivo de Azul Azul; y el presidente de Colón, José Néstor Vignatti, se estipula que el club transandino llegó a total acuerdo con el futbolista y que “el precio de la cesión asciende a la cantidad neta de US$ 100 mil (cien mil dólares) que Colón deberá pagar al club Universidad de Chile, en una sola cuota, a más tardar el día 5 de febrero de 2019”. Los azules dieron todas las facilidades al futbolista para cumplir su deseo de dejar el club. “Cólón podrá optar por adelantar dicho pago, a través de la disputa de un partido amistoso en Santiago de Chile, entre el primer equipo de Colón, contra el primer equipo de Universidad de Chile, durante el mes de enero de 2019, para lo cual ambos clubes deberán acordar su fecha”, agrega el escrito.

Lo cierto es que aquel documento tiene hoy a Pinilla amarrado. A última hora se arrepintió de viajar al país vecino. Ayer, en su intento por salvar su permanencia en la casa estudiantil, le avisó a su representante, Mauricio Valenzuela, que estaba dispuesto a asumir los costos de la operación. Su gran argumento es que nunca firmó el finiquito de la concesionaria. El Sifup, en tanto, aconsejó al futbolista, a la espera de una resolución.

Pinilla ni siquiera tuvo la oportunidad de abuenarse con sus compañeros y con el cuerpo técnico. Frank Kudelka quedó muy molesto: “Lo probó durante toda la semana como 9 titular y lo dejó botado un día antes”, dicen desde el plantel. Los referentes, por su parte, no entienden la decisión del mundialista. Aseguran que así como ventila su vida por las redes sociales, no fue capaz de dar una explicación. Ayer, desde las 10.00, Pablo Silva y Ronald Fuentes, gerente deportivo del club, iniciaron el diálogo con el agente Valenzuela y el análisis legal del caso.

Colón demandará al futbolista a la FIFA. Quieren que recapacite. José Vignatti, presidente de Colón, acusará incumplimiento de contrato, pues ya habían quedado acordadas las condiciones con las que el futbolista aceptaba firmar hasta el 30 de junio de 2020. La Tercera tuvo acceso al documento firmado por el timonel transandino en el que se estipulaba el dinero para el futbolista: “Se le ofrece un contrato hasta el 30 de junio de 2020 y un salario de US$ 60.000.- por mes, con más la suma de US$ 5.000.- por mes pagaderos al final de cada temporada. En caso que el jugador haga 20 goles o más en partidos oficiales desde la firma del contrato hasta el 30 de junio de 2020 se le renovará el contrato por un año más en condiciones similares a la primera temporada”, dice el escrito.

“Asimismo, con fines de demostración afectiva con el club anterior del jugador COLÓN se ofrece a jugar un partido en SANTIAGO DE CHILE con los de traslado de COLÓN a cargo de éste último y/o un partido en SANTA FE con los costos de traslado de la U. DE CHILE a cargo de esta última pero garantizándole una regalía de US$ 100 mil”, cierra. Además, se comprometé el pago de los US$ 100 mil que estable la U para aprobar su salida.

Ayer, José Joaquín Laso, abogado de Azul Azul, declaró que el próximo paso será citar al futbolista a firmar el finiquito: “La relación laboral con Pinilla terminó apenas se vendieron los derechos federativos y económicos a Colón. Pinilla firmó un contrato. El tema del finiquito se debe acordar para firmarlo, pero eso ya es un trámite”.

Fuente: La Tercera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here