A través de allanamientos en Santa Fe y Santo Tomé, se capturó a los presuntos culpables de los bochornosos hechos en aquel cotejo. Además, se incautaron armas de fuego y teléfonos celulares.

Durante todo el martes, la Policía de Santa Fe realizó once allanamientos por la capital y por Santo Tomé. Los resultaron arrojaron la detención de ocho barras de Colón, entre los que se encuentra Nano Leiva. Son los presuntos autores de haber lanzado bombas de estruendo al campo de juego en el encuentro ante Vélez, que fue interrumpido en el minuto 22 de juego.

Los allanamientos fueron ordenados por el juez de falta Darío Sánchez por infracción al artículo 76 del código de faltas, que sostiene: “cuando con motivo o en ocasión de un espectáculo deportivo, sea en el ámbito de la concurrencia pública o que se realizare en inmediaciones, antes, durante o después, previendo en más de 20 incisos las consecuencias por anomalías desatadas bajo la responsabilidad de quien las produce y sus consecuencias”.

Además de las detenciones, se encontraron dos armas de fuego, un revólver calibre 357 marca Magnum con la carga completa, que es además una poderosa arma de guerra, y un revólver calibre 32, además de 50 balas de calibre 9 mm. y 14 teléfonos celulares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here