Rafael Nadal, número uno del mundo, secó el efecto Stefanos Tsitsipas y amargó el vigésimo cumpleaños del tenista griego, sensación del Masters 1.000 de Toronto que conquistó por cuarta vez el español para alcanzar el título número 80 de su carrera, cifra solo alcanzada antes por el suizo Roger Federer y por los estadounidenses Jimmy Connors e Ivan Lendl.

Fue Nadal, que ganó por 6-2 y 7-6 (4) en una hora y 43 minutos el que frustró las expectativas del joven heleno, impulsado hasta su segunda final, tras Barcelona, primera de un Masters 1000, después de dejar en el camino a cuatro top ten: el sudafricano Kevin Anderson, el austríaco Dominic Thiem, el serbio Novak Djokovic y el alemán Alexander Zverev no pudieron antes con Tsitsipas.

Tsitsipas, que el sábado se había convertido en el jugador más joven de la historia en ganar a cuatro tenistas situados entre los diez primeros del mundo en un solo torneo, no encontró la manera de hacer frente a Nadal. Solo contó con opciones en el tramo final del segundo, cuando pareció resucitar y dispuso, incluso, de un punto de set que desperdició.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here