La Selección Argentina dejó todo en Florencia pero no pudo evitar caer por 3-1 frente a Italia en su tercera presentación en el Mundial, en el que ahora acumula una victoria y dos derrotas.

Los parciales del encuentro fueron de 22-25, 25-15, 25-23 y 28-26. Y, más allá de lo parejo del trámite, el punto más álgido para el conjunto de Julio Velasco se dio al final del tercer parcial, cuando el árbitro le cobró una polémica llevada a Sebastián Solé que habría derivado en el 23-22 para la Albiceleste. Después del mal trago, la Azzurra pudo cerrar el set rápidamente.

Así, con el traspié frente a Bélgica y el éxito ante República Dominicana a cuestas, y ahora cuarto en el Grupo A, el conjunto nacional volverá a presentarse el lunes frente a Eslovenia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here