Unión vivió una noche para el olvido en el Florencio Sola de Banfield, y terminó cayendo frente a Sarmiento de Resistencia, que milita en el Federal A, para quedar eliminado de la Copa Argentina en los 16avos de final.

El único de los protagonistas que enfrentó los micrófonos fue el DT Leonardo Madelón, quien comenzó diciendo: “No es Unión. Queremos agradecerle a la gente que vino y pedirle disculpas por el resultado. No es el Unión que queremos como cuerpo técnico, y los jugadores tampoco. Aún ganando no estaba cómodo, no estábamos jugando bien. Puede ser mérito del rival, no es para nosotros esta instancia. Estamos con dolor, ahora hay que pensar en Talleres”.

Más adelante, agregó: “Tuvimos picos muy bajos de rendimientos, fue el partido más flojo que me tocó dirigir a Unión. Pero cada vez los quiero más a los jugadores, cada vez los aprecio más y cada vez me gusta más Unión. Esto no tiene arreglo, ahora hay que pensar en sumar en el torneo local. Viene un rival durísimo y que juega muy bien como  Talleres. La gente no se tiene que comer ningún cuento, Unión tuvo picos muy bajos desde el técnico hasta los jugadores, y nos terminó ganando bien Sarmiento”.

Sobre por qué no sacó a Nelson Acevedo que estaba amonestado y jugando lejos de su nivel, justificó: “Estaba mal en el primer tiempo, después cuando le echaron el jugador a ellos, me dijo que estaba bien, y a los dos minutos lo echaron. Pero nosotros estamos más allá de una expulsión o un error individual, fue una noche para el olvido, la gente no necesita tantas explicaciones. Hay que borrar rápido esto, duele porque tenemos un ADN ganador, esto ya no tiene arreglo”.

“La autocrítica la vamos a hacer tranquilos en la semana, no murió nadie, duele, pero hay que tener tranquilidad. Hay que estar en silencio y trabajar mucho”, contestó ante otras de las preguntas del flojo partido del equipo.

Para luego destacar: “Aún ganando no me gustaba Unión, hasta en los primeros minutos donde estábamos ganando bien. El equipo no arrancaba, con rendimientos bajos que van contagiando, y terminamos siendo un equipo muy endebles. Hay que trabajar otra vez y pensar en Talleres”.

Sobre cómo tratará de levantar al plantel para lo que viene, dijo: “Quiero ver las jugadas y los errores, ya los tengo en la cabeza. Vengo a dar la cara en nombre del plantel, ya que los pibes son una fiera y están dolidos. Pero a veces te puede tocar perder y está permitido”.

Y en la parte final, destacó: “No es falta de actitud, sino de entender el juego de la segunda pelota. Nos pasó todo el partido, lo habíamos entrenado pero no salió. Hay cosas que no se explican, saludos a la gente de Unión y ojalá el domingo paguemos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here