El árbitro del clásico santafesino contó sus sensaciones por impartir justicia por tercera vez consecutiva en un derby de este calibre. “Es uno de los clásicos más importantes del país. Me genera orgullo y placer”, dijo.

En la previa de una nueva edición del encuentro que paraliza la capital santafesina, Patricio Loustau habló en los micrófonos de Radio Sol 91.5 y se mostró muy feliz por la oportunidad. Además, no obvió la situación de los árbitros y se refirió al VAR.

En primer lugar, no pudo ocultar su felicidad por dirigir nuevamente un Unión-Colón. “Feliz por esta oportunidad. Son de los partidos que siempre soñaba dirigir. No recordaba que era por tercera vez consecutiva. Es uno de los clásicos más importantes del país, sin dudas. A partir de este momento ya estoy empezando a pensar en este partido. Con más de 20 años en el arbitraje, solo puedo decir que me genera mucho placer y orgullo dirigir este Clásico. Más que nada por el historial personal que uno forjó y quiere mantener para siempre”.

Además, sabe bien que se trata de partidos especiales. “Haber llegado a Primera y estar todos los fines de semana en el máximo nivel me da orgullo, pero a estos partidos los jugadores y el cuerpo técnico lo juegan con el corazón. Mucho más un clásico tan puro como este. Lo sé perfectamente. Hay una adrenalina previa en los protagonistas y siento que es una energía positiva. Los árbitros decimos que lo jugamos a nuestra manera y tiene un condimento especial”.

También, no dejó de lado lo importante que es, para el árbitro, el desarrollo del juego. “Puede salir trabado, pero siempre son de alto voltaje. Sentimos que estos planteles tienen jerarquía y si el partido se abre, es así donde aflora la escuela del árbitro, siempre aplicando las reglas. Lo que se pretende es ver la acción de los futbolistas y no la de los árbitros. Si no se da así, es frenar y volver a arrancar para alcanzar el desarrollo formal. Los árbitros no debemos ser los protagonistas”.

Por otro lado, hizo referencia a la situación arbitral del fútbol argentino luego de las críticas por graves errores. “Este deportes es sin dudas el más lindo del mundo para mí y como tal está plagado de errores. Es un deporte tan lindo que a veces no lográs entender algunas cosas. Entonces hay que convivir con todo el contexto y por eso no se puede pensar que los árbitros sean perfectos. Todos se equivocan”.

Finalmente, se mostró a favor del VAR. “Es algo que genera inquietud. A los ortodoxos los molesta. El argentino de por sí se enoja con esta cuestión de la tecnología en el fútbol, pero es el primero que se enoja también cuando el árbitro se equivoca. La tecnología nos puede dar una mano para ver lo que desde adentro muchas veces no se capta. Se está terminando el momento de que el árbitro es el que lo ve todo. Este es un proceso de cambio y pienso que, bien utilizado, será muy bueno”.

Fuente: Diario UNO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here