En un momento muy delicado para Los Pumas, tras las dos derrotas con los Springboks y con una sola victoria en lo que va del 2017, llega el desafío más complicado. El más difícil. Los All Blacks, sin dudas, el mejor seleccionado del mundo.

Llueve, el viento no para de soplar, sale el sol, y vuelve a llover. Así es New Plymouth, la ciudad más importante de la región de Taranaki que recibe este duelo por la tercera fecha del Personal Rugby Championship.

Las condiciones climáticas serán un factor fundamental. En pocos minutos puede pasar de un tiempo agradable a una tormenta. En su semana en Nueva Zelanda los argentinos se entrenaron bajo todos los climas posibles. Se espera lluvia, una fija en la mayoría de los partidos de Los Pumas por el torneo en tierras neozelandesas.

Ambos entrenadores cambiaron mucho. Aunque por diferentes razones. Daniel Hourcade apuesta a caras diferentes para ver si encuentra reacción. Nahuel Tetaz Chaparro, Guido Petti, Javier Ortega Desio y Benjamín Macome ingresan en el pack, mientras que Nicolás Sánchez, Matías Moroni y Santiago Cordero hacen lo propio entre los backs. Steve Hansen, por su parte, le da descanso a algunas piezas importantes para lo que viene: Sam Whitelock, Aaron Smith y Ryan Crotty. Además, Ben Smith ya entró en su etapa sabática hasta fin de año. Tienen su chance como titulares TJ Perenara, Vaea Fifita, Ardie Savea, Nehe Millner-Skudder, Anton Lienert-Brown e Israel Dagg.

Nunca Los Pumas pudieron vencer a los All Blacks, y siempre antes de un partido la ilusión crece. Sin embargo, lo que necesitan los argentinos es dar un paso adelante en el juego, tras dos choques que no fueron para nada buenos contra los Springboks. Esa es la misión.

 

Fuente: Scrum ESPN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here