Viernes: el Renault Fluence, construido por Maxi Juárez y que hacía su estreno en esta carrera, recibió dos golpes casi de nocaut: primero, la rotura del motor tras haber girado apenas 5 vueltas. Un rato más tarde, Christian Ledesma, invitado de Emiliano Spataro, sufría un despiste que dejó muy averiada la parte trasera del auto. Desde ese mismo momento, los mecánicos del Sporttean pusieron manos a la obra y trabajaron toda la noche. Sábado: para las 9.25, el bólido estuvo listo para los entrenamientos. La clasificación no fue del todo buena (17°) y el funcionamiento no convenció.

Domingo: a punto de partir hacia la grilla, se decidió que el auto N° 22 saldría con gomas para lluvia, a pesar de que el cielo sólo se presentaba amenazador. Y fue todo un acierto. Porque el binomio realizó una carrera sensacional en una pista llena de charcos y, con la lluvia que sí apareció con intensidad sobre el final como cómplice, Spataro y Ledesma lograron una victoria épica y cargada de emotividad en estos 200 kilómetros de Buenos Aires del Súper TC 2000, que se disputaron en el Oscar y Juan Gálvez.

Es cierto que la jornada estuvo lejos de ser perfecta. Primero, por la demora para que el público ingresase al autódromo debido a los destrozos en las carpas producidos por el temporal ocurrido en la madrugada. Luego, porque la carrera se demoró casi una hora en su inicio porque advirtieron -tarde, eso sí- que había sectores inundados, como el del curvón Salotto y la entrada a Ascari. Y, en carrera, porque hubo demasiadas neutralizaciones (terminó por tiempo y se corrieron 26 de as 34 vueltas pactadas).

La dupla Ardusso/Risatti dominó buena parte de la carrera hasta que el Fluence comenzó a perder rendimiento. Lo mismo le ocurrió a Pernía/Santero, quienes pagaron el precio de utilizar gomas lisas. Y sobre el final, Spataro le dio el toque final a la gran remontada que había protagonizado Ledesma (entregó el auto en el 6° puesto) y, a pesar de que la sorprendente dupla Rosso/Peluso(Ford Focus) casi da el golpe (gran trabajo también de Llaver/Urrutia, terceros con el Cruze), los del Rombo lograron una memorable victoria en la carrera más esperada.

Fuente: Crónica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here