Tuvieron que pasar 32 años para romper el mito, diría algún cabulero. Fueron más de tres décadas que transcurrieron para ver a los Campeones del Mundo de 1986 en la ciudad de Tilcara en la provincia de Jujuy. Hasta allá arriba del mapa del país llegaron este martes 27 de marzo Nery Pumpido, Ricardo Giusti, Sergio Batista, Carlos Tapia, Oscar Garré, José Luis Brown, Héctor Enrique y Julio Olarticoechea.

La historia dice que recién comenzado el año 86, Carlos Bilardo decidió realizar una preparación especial del plantel en la zona cercana a la Quebrada de Humahuaca para aclimatar a los jugadores a la altura y evitar problemas en México.

Con el correr del tiempo, una leyenda comenzó a agigantarse y, como la mayoría de las leyendas, corrió de boca en boca. La misma indicaba que aquellos futbolistas realizaron una visita a la Virgen de Copacabana del Abra de Punta Corral y allí habrían prometido volver si se ganaba la Copa del Mundo. La vuelta, nunca ocurrió, y a partir de allí el ingenio popular echó a rodar aquel comentario que “mientras los Campeones del Mundo no cumplan aquella promesa, ningún otro Mundial quedaría en poder de la Argentina”. Pavada de castigo para los futboleros. Pavada de mochila le cargaron también a aquellos que lograron dar la vuelta en el Azteca.

“No vinimos a cumplir ninguna promesa. Llegamos hasta aquí para filmar un documental a instancias de una marca de gaseosas. Lo otro, no sabemos de dónde salió, pero nunca prometimos volver con la Copa del Mundo” dijo Nery Pumpido, el arquero de aquel conjunto del Narigón Bilardo.

“Esta es una forma de agradecerle a la gente de Tilcara que en aquel momento estuvo cerca de la Selección. Pero vale la pena que se sepa que lo de la promesa no es cierto”, remarcó Pumpido.

Lo real es que la llegada de los campeones del ’86 se realizó en el marco de una campaña publicitaria de una reconocida marca de gaseosas, por lo que se grabará un pequeño partido de fútbol en la cancha del Club Belgrano y se presentará la copa obtenida en México a los pobladores quebradeños.

Lo demás, es puro cuento. Aunque para los cabuleros, hoy se saldó una promesa. Y las preguntas para esos amantes de las cábalas quedaron picando: ¿Ahora sí Argentina ganará el próximo Mundial? ¿Y si el equipo de Sampaoli no levanta la Copa en Rusia, a quién se le echara la responsabilidad?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here