En caso de que los jugadores incurran en faltas de disciplina, Bayer Leverkusen no les cobrará una multa económica sino que realizan regalos a personas del ámbito más cercano: bicicletas y licuadoras a los empleados del club.

En la mayoría de los equipos del mundo, aquellos jugadores que incumplan con una norma impuesta por el club se ven obligados a abonar un cierto monto económico. Sin embargo, el conjunto alemán ha innovado en este sentido.

Kevin Volland, compañero de ataque de Alario, ha expresado que este método sirve para crear un buen clima en el vestuario. “No se trata simplemente de pagar una multa económica al club, sino de hacer algo por una persona que pertenece a nuestro ámbito más cercano”, señaló.

“Así, uno de los empleados del club recibe un día una bicicleta y otro, por ejemplo, una Thermomix (licuadora). Eso favorece el ambiente en general y contribuye a que haya menos faltas de disciplina”, cerró.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here