Anoche la Comisión Directiva de Unión decidió que la Asamblea General Ordinaria se lleve a cabo el próximo 21 de noviembre. En el encuentro no estuvieron ni Luis Spahn, presidente del club, ni Edgardo Zin, vicepresidente primero y fue presidido por Emilio Lamas.

Los presentes, aprobaron el balance que se exhibirá en los próximos días en la sede rojiblanca. Entre los datos salientes del mismo, se encuentra el monto que Unión le debe al actual presidente Luis Spahn, que orilla los 30 millones de pesos.

También, entre las deudas más importantes que tiene el club se encuentra aquella que mantiene con los herederos de Juan Leonardo Vega. En tanto, entre las acreencias se destaca el cobro que debe hacer Unión de la última cuota del pase de Mauricio Martínez (1 millón de dólares en junio de 2018).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here