En la continuidad de la cuarta jornada de la Superliga, el Rojo fue derrotado por Godoy Cruz en el Estadio Malvinas Argentinas, donde también había caído frente a Atlético Tucumán por Copa Argentina.

A pesar de que no mereció quedarse con las manos vacías, Independiente sumó su tercera derrota consecutiva teniendo en cuenta todas las competencias. Inquietó constantemente a su rival, pero allí aparecieron las figuras de Leonardo Burián y Leonel Galeano, pilares defensivos del Tomba.

Quien también tuvo fue protagonista del encuentro fue el árbitro Patricio Loustau, que sancionó un dudoso penal a favor del local luego de que Juan Sánchez Miño tome de la camiseta a Javier Báez en una pelota parada. El Morro García se hizo cargo de la ejecución y anotó el único tanto de la noche cuyana.

Independiente había perdido ante Atlético Tucumán el día martes, por Copa Argentina, también en Mendoza. De hecho, la estadística sigue siendo negativa allí: en seis encuentros no pudo ganar.

Godoy Cruz logró su segunda victoria en el campeonato y se recuperó de la dura goleada recibida en la Bombonera la jornada anterior. Tratará de lograr otro triunfo la próxima fecha, cuando visite a Newells el próximo lunes.

El conjunto dirigido por Ariel Holan buscará levantar cabeza la siguiente jornada, cuando reciba a Vélez.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here