Inter se quedó con el clásico italiano porque tuvo en Mauro Icardi a la figura excluyente del partido: el atacante argentino marcó tres goles, el último de penal y en tiempo adicionado, y le dio el triunfo al conjunto neroazzurro frente a su histórico rival, Milan, que tuvo en cancha a Lucas Biglia y Mateo Musacchio.

Icardi fue el primero en inflar la red, al poner al Inter en ventaja cuando se disputaban 28 minutos de juego. El delantero conectó en el primer palo un centro desde la derecha y marcó el 1-0 con el que se fueron al entretiempo.

En el complemento, Suso igualó las acciones pero Icardi protagonizó la recuperación del Inter, que volvió a estar arriba en el marcador. En esta oportunidad, tras un centro por lo bajo desde la izquierda, el argentino definió al segundo palo.

Sin embargo, a nueve minutos del final, Bonaventura pareció dictaminar que el clásico quedaría igualado. El choque tenía destino de empate pero otra vez Icardi, protagonista indiscutido de la jornada, volvió a marcar (en esta oportunidad, de penal) e imitó a Messi.

El atacante se sacó la camiseta y la mostró a la tribuna, emulando al astro argentino del Barcelona, que había hecho lo mismo tras silenciar al Santiago Bernabeu en el clásico ante Real Madrid. Instantes después, se retiró del campo de juego en medio de una gran ovación.

Con este resultado, el Inter llegó a los 22 puntos en la Liga Italiana y se mantiene en la segunda colocación, a dos unidades del único líder, Napoli, que tiene puntaje ideal, con ocho triunfos en igual cantidad de presentaciones.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here