En el cuarto cotejo de la serie, los Warriors se impusieron por 108 a 85 y se coronaron campeones tras alcanzar un resultado global de 4 a 0.

La hegemonía de Golden State se alargó el viernes por la noche: apabulló a Cleveland, al que no le alcanzó la sola presencia de Lebron James, y conquistó el campeonato de la NBA: es el tercer anillo en los últimos cuatro años.

Kevin Durant fue elegido como el MVP de las finales por segundo año consecutivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here