El británico, que se había quedado con la pole position el sábado, se quedó con la bandera a cuadros en Sochi. Detrás de él, llegaron Max Verstappen y Daniel Ricciardo. Podría consagrarse campeón en la próxima carrera.

Lewis Hamilton aprovechó el abandono de su máximo rival, Sebastian Vettel, y se quedó con el Gran Premio de Japón. El alemán, su perseguidor inmediato en la tabla mundial, debió dejar la carrera por desperfectos en su motor.

A bordo de su Mercedes, consiguió la octava victoria de la temporada. El podio lo completaron Max Verstappen y Daniel Ricciardo, ambos con su Red Bull Racing.

Con esto, el tricampeón del mundo ya podría ser campeón en la próxima cita de Estados Unidos por sus 59 puntos de ventaja con Vettel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here