San Martín interrumpió este sábado en San Juan un buen momento de Vélez al vencerlo por 3-1 por la octava fecha de la Superliga, para salir transitoriamente de la zona de descenso.

A los 12 minutos, Juan Mattia abrió la cuenta con una aparición por izquierda para conectar un pase de cabeza. Pero a los 27, Nicolás Domínguez metió un cabezazo cruzado desde la izquierda para la igualdad del Fortín.

El complemento arrancó con un disparo muy cerca del ingresado Pablo Galdames, y se vislumbró un mejor inicio del equipo porteño. Pero se trató de un espejismo, porque el de Liniers terminó sufriendo la salida de Gastón Giménez (le dejó su lugar al chileno), y tampoco logró desnivelar con la entrada posterior del juvenil Thiago Almada.

Alexander Domínguez primero se lució ante un cabezazo de Martín Bravo, pero en la jugada siguiente dudó una eternidad en un córner desde la derecha y Marcos Gelabert, de cabeza, anotó el segundo. Lo peor de Vélez se vio después, cuando Gabriel Heinze no encontró la fórmula y su equipo se perdió en el campo.

La impotencia visitante se tradujo a los 41 minutos con la expulsión de Matías Vargas por pegar una patada por impotencia. No sorprendió así que a los 42 se escapara con pericia el ingresado Pablo Magnín para habilitar a Nazareno Solís y que éste anotara el tercero.

En el cierre hubo polémica: se pelearon Guido Mainero y Federico Milo, quien se llevó la peor parte: una expulsión muy discutida por los anfitriones.

Así, todo el premio quedó en San Juan y el Fortín no puede dejar de mirar de reojo la tabla de promedios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here