En el término de 45 minutos, uno de los candidatos a luchar hasta el final se impone ante el débil equipo africano por 3 a 1.

Bélgica fue notablemente superior en esta etapa inicial, imponiendo condiciones con total monopolio del balón. Sin embargo, logró reflejar su dominación en el marcador en el último instante del juego.

Hazard, de penal, abrió la cuenta para Bélgica. Luego Lukaku extendió la ventaja con un buen zurdazo cruzado. Pero rápidamente, Túnez descontó con un cabezazo de Bronn tras un desencuentro defensivo belga en una pelota parada.

Lejos de relegar su estilo, Bélgica fue por más. Tuvo oportunidades para retomar su ventaja de dos goles, algo que lograría a los 47 minutos, cuando Meunier asistió a Lukaku y el nueve definió con sutileza para poner el 3 a 1 y mandar el encuentro al descanso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here