Por el encuentro de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, el Pincha se impuso por 2 a 1 ante el último campeón. La vuelta será el 28 de agosto en Porto Alegre.

En el Estadio Centenario de Quilmes, un Estudiantes juvenil logró un triunfo importante para soñar con seguir con vida en el máximo certamen continental. Ante uno de los favoritos a quedarse con la competencia y en plena etapa de formación, sacó a relucir su chapa copera y le jugó de igual a igual a un equipo que llegaba en actividad y con un elenco que se conoce de memoria.

Todas las anotaciones llegaron en la primera parte. A los ocho minutos de juego, el juvenil Francisco Apaolaza metió su primer gol en primera división con un derechazo inexpugnable desde fuera del área. El delantero, que le ganó la pulseada a experimentados como Pavone y Albertengo, estuvo cerca de no jugar luego de que la nueva lista de buena fe sea habilitada sobre la hora.

A los 38′, el León estiró la ventaja con su estilo propio: la pelota parada. Campi conectó un córner de Zuqui en el primer palo e hizo inútiles los esfuerzos de Grohe. Esa primera parte dejaría con un sabor amargo al local luego de que, a dos minutos del final, Kannemann intercepte un tiro de esquina y ponga el 1-2 que sería definitivo.

La serie está totalmente abierta. Se definirá el 28 de agosto en Porto Alegre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here