Los dirigidos por Mourinho dieron vuelta un 0-2 y evitaron que los ciudadanos se consagren como campeones de la Premier League. Fue 3 a 2 para los Diablos Rojos.

En el Etihad, se disputó un partido inolvidable. Manchester City desempeñó un primer tiempo casi perfecto, con un juego deslumbrante, consiguiendo dos goles de ventaja y, si no fue goleada en ese período, se debió a la falta de contundencia de la ofensiva citizen. Kompany y Gundogan habían marcado para el local.

En el complemento, el United con más fuego interior que buen juego, igualó el encuentro en una ráfaga de dos minutos con sendos ingresos al área de Paul Pogba. El 3 a 2 definitivo lo pondría Smalling, que apareció libre en el área tras un centro de pelota parada.

El puntero de la Premier League fue claramente perjudicado, ya que Martin Atkinson no sancionó dos claros penales de Young: una mano y una fuerte falta sobre el Sergio Agüero.

En el conjunto de Guardiola, Nicolas Otamendi fue titular mientras que el Kun ingresó a diez minutos del final.

Con el triunfo, Manchester City se consagraba. Deberá esperar: la ventaja sobre el United es de trece puntos a falta de quince unidades en juego.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here