El conjunto danés goleó a Irlanda por 5 a 1 y se metió en la máxima cita futbolística. En la ida del repechaje, habían finalizado 0 a 0. Solo faltan definirse dos clasificados.

Con una exhibición Christian Eriksen, el volante ofensivo potenciado por Mauricio Pochettino en el Tottenham, Dinamarca vapuleó a su par irlandés y volvió a un Mundial luego de no estar en Brasil 2014.

El jugador de los Spurs marcó tres anotaciones, mientras que las restantes fueron de Christie, en propia puerta, y Nicklas Bendtner. Duffy había adelantado a Irlanda en el minuto seis de juego.

Con este panorama, ya son treinta los clasificados al Mundial. Mañana se definen los otros: Perú o Nueva Zelanda y Honduras o Australia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here