En el cierre de la octava jornada de la Superliga, el Sabalero derrotó a La Lepra por 1 a 0 y se recuperó tras la dura eliminación ante Junior por Copa Sudamericana.

Más allá del valor estadístico que tenía la disputa, Colón necesitaba volver a sumar de a tres. Para el cómo ya habrá tiempo. Venía de sofocón en sofocón teniendo en cuenta las eliminaciones en Copa Argentina y, más recientemente, en Copa Sudamericana. Por eso, el duelo contaba con un importante componente anímico.

Y Colón no mostró una cara distinta a lo que venía cristalizando en sus últimos compromisos. En la primera mitad se lo vio mejor parado que su rival dentro de lo equilibrado que fue el juego. Fue en este período en que consiguió sacar la ventaja gracias a un derechazo de Chancalay que apareció libre por izquierda cuando asomaba el entretiempo.

En el complemento aguantó. Sintió el desgaste copero y Newells, ante la necesidad de llegar al empate, lo arrinconó con más empuje que juego. Incluso, se quedó en inferioridad numérica luego de una fuerte falta de Gonzalo Escobar. Pero la resistencia Sabalera terminó por triunfar ante la inercia Leprosa.

Son nueve las unidades que registra Colón en el certamen. Deberá utilizar el triunfo como un nuevo punto de partida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here