En el cierre de la penúltima jornada de la Superliga, el Sabalero igualó sin tantos ante el elenco de Gallardo. Ambos equipos continúan fuera de la zona de copas. Vuelven a jugar el próximo jueves.

En el Cementerio de los Elefantes, Colón y River buscaban seguir fortaleciendo sus ilusiones de clasificar al plano internacional del próximo año. Por el desarrollo del encuentro, el local se quedó conforme con el resultado final: el Millonario tuvo las situaciones más claras pero no encontró la contundencia.

En la primera parte, el Negro terminó siendo mejor en el global. Eligió atacar por el sector derecho a través de Toledo, que pudo abrir el marcador en dos ocasiones: a los dos minutos, tomó una mala decisión al tocar al medio cuando no llegaba ningún compañero. En la restante, ocho minutos después, inquietó con un disparo que se fue pegado al poste izquierdo de Armani.

En ese período, a River le costó encontrar los circuitos. Bastía y Fritzler estaban muy firmes para cerrarle los caminos a Fernández y Palacios, los encargados de armar juego. Sin embargo, por jerarquía, el conjunto del Núñez también inquietó: Scocco envió una mediavuelta muy cerca y luego volvió a intentar desde mitad de cancha.

La reacción del Sabalero llegaría cuatro minutos del descanso, donde tendría la más clara: otra vez Toledo ganó por su carril tras combinar con Bernardi y centró atrás para Estigarribia, que abrió su pie pero el remate se fue rozando el poste izquierdo del arquero Millonario.

Antes del descanso, llegaría la primera polémica del juego: Colón falló en la salida tras una pelota parada, Mora controló y definió formidablemente por encima de Domínguez, lo que significaba la apertura del marcador. Sin embargo, Rapallini sancionó una mano del jugador uruguayo: las repeticiones dicen lo contrario.

El desarrollo del juego cambió en el complemento luego de que Gallardo decida el ingreso de Juan Fernando Quintero al campo de juego. Con el colombiano en cancha, River se hizo dueño del encuentro y ejerció la iniciativa a través del monopolio del balón. Solo le faltó eficacia.

A los dos minutos, Mora buscaba su revancha: controló dentro del área y remató de sobrepique pero Domínguez ya comenzaba a anticipar su gran desempeño en el juego. Sesenta segundos más tarde, aparecía por primera vez Quintero: recibió por derecha, enganchó hacia su pierna hábil pero su remate se estrelló en el palo luego de desviarse en su compañero Exequiel Palacios.

Colón no lograba hacerse del balón ante un River que lucía más movedizo y preciso que en la etapa inicial. Y el gran responsable de ello era Quintero, que volvió a mostrar su destreza dos veces más: en primera instancia, dejando cara a cara a Scocco en primer lugar y a Borré luego. Ambos definieron displicentemente ante un Domínguez que achicó muy bien.

Fue 0 a 0 en el Brigadier López. El resultado no les sirve a ninguno: se despidieron de la lucha por la Libertadores 2019. A ambos le quedan seis unidades en juego: el Sabalero enfrentará a Vélez el próximo jueves, donde cumplirá los 68 minutos restantes, y a Racing el lunes. Está a dos puntos de la zona de Sudamericana.

En tanto que River, a un punto de las posiciones de Copa Sudamericana, recibirá a Estudiantes el día jueves y volverá a actuar de local el lunes ante San Lorenzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here