Después de haber conformado la nómina para el Mundial de Rusia, Jorge Sampaoli arma otra lista. Menos resonante, pero con no menos repercusión, al menos, para su futuro. Porque el director técnico de la Selección Mayor estará a cargo del Sub 20 en el tradicional torneo de L’Alcudia, que se disputará entre el 28 de julio y el 7 de agosto en el pequeño municipio ubicado en Valencia.
El entrenador debe confeccionar una citación de 21 futbolistas para el certamen español, del que también formarán parte los representativos de Rusia, Marruecos, Uruguay, India, Qatar, Venezuela, Mauritania, Costa Rica y la selección valenciana. Para ello, se basará en el conocimiento de la gran mayoría de las promesas convocables, a las que tuvo como sparrings en el Mundial de Rusia 2018.
Claro que, para la elección, deberá tener en cuenta que los clubes pueden negarse a la cesión de los futbolistas, dado que no es obligatoria, y menos en el umbral del inicio de las competencias (o con las mismas ya en curso, como ocurrirá con la Copa Argentina o los torneos internacionales); un nuevo obstáculo con el que deberá lidiar.

Son 22 los juveniles con los que Sampaoli trabajó en el Bronnitsy Training Centre y se supone que con varios de ellos contará el DT para L’Alcudia. Tomás Chancalay es un ejemplo: El mediocampista entrerriano, de 19 años, tuvo una destacada Superliga en Colón, donde sumó muchos minutos. Algo similar ocurre con Maximiliano Lovera, desequilibrante delantero de Rosario Central. O el interesante lateral de Vélez, Francisco Ortega.
Entre los que fueron a Rusia también resalta Thiago Almada, enganche de la Sexta del Fortín, nacido en Fuerte Apache, como Carlos Tevez, y una de las debilidades de Sampaoli, según el círculo íntimo del orientador.
Yendo al puesto de arquero, se encuentra disponible Manuel Roffo, uno de los proyectos con más historia de Selección: pasó por el Sub 17 y ya tiene un Mundial Sub 20 en el lomo.
Siguiendo con los que ya tocaron Primera, aparecen Francisco Álvarez (San Martín de San Juan) o Cristian Ojeda (Talleres de Córdoba). Pero hay más fuera de los que se subieron al avión que depositó a la Selección en Rusia.
Por ejemplo, está en condiciones de ser citado Gonzalo Maroni, una de las perlas de Boca. De hecho, ya estuvo varias veces en Ezeiza. O Julián Carranza, el joven goleador de Banfield. O Enzo Cabrera, el fantasista que debutó en Newell’s y comparte origen con el director técnico: también nació en Casilda. También está en edad Christian Ferreira, la promesa promovida por Marcelo Gallardo en River.
Pero el fútbol internacional también podría nutrir al seleccionado: Facundo Colidio (ex Boca, hoy en Inter), Benjamín Garré (Manchester City), Benjamín Garay (Real Madrid, hermano de Ezequiel) o Maximiliano Romero (ex Vélez; hoy en el PSV de Holanda). Claro que para eso también debería contar con la buena voluntad de los clubes europeos. Por citar un caso, Colidio comenzó la pretemporada con el primer equipo del Nerazurri.
Habrá que ver de cuántos de los recursos mencionados podrá disponer Sampaoli, quien le ofreció hacerse cargo del “parche” en el Sub 20 a las autoridades de la AFA (representadas por el presidente Claudio Tapia y el vice Daniel Angelici) en la reunión que se desarrolló en Ezeiza ayer al mediodía.
En el cónclave,  los directivos le blanquearon al DT su mirada negativa sobre su proceso y el deseo de dar por terminado el ciclo. Al mismo tiempo, Sampaoli realizó su balance sobre el agitado Mundial de Rusia, en el que Argentina fue eliminada en octavos de final, dio su versión sobre las controversias con los jugadores y su propio cuerpo técnico y desarrolló su plan “60 más 6”, con el que pretende realizar una renovación profunda en la Selección.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here