Con tres goles del delantero, el Decano goleó al Matador por 3 a 0 y se subió a la cima de la tabla de posiciones de la Superliga. Se viene Gremio por la Copa Libertadores.

En el Monumental José Fierro, Atlético Tucumán volvió a sumar de a tres. Esta vez, de manera contundente siendo notablemente superior a un Tigre que, cuando pudo meterse en partido, desperdició la oportunidad. La gran estrella de la noche fue Luis Miguel Rodríguez, autor de un triplete que le permite llegar a su equipo entonado al histórico duelo de Copa Libertadores.

El show de la Pulga comenzaría a los ocho minutos de juego, cuando desvió un remate de Gervasio Núñez y descolocó a Batalla para abrir el marcador. En tanto que a cinco minutos del entretiempo estiró la ventaja a través de un penal que le cometieron a él mismo.

La joya de la noche llegaría a los trece minutos del complemento, cuando Rodríguez recibió un pelotazo largo desde su campo, controló a la perfección y definió de manera sutil por encima del arquero rival para liquidar la contienda. Minutos después, Zielinski decidió sustituirlo y el público retribuyó su actuación con una terrible ovación.

Con el triunfo, el Decano alcanzó los once puntos y es el único líder de la Superliga. Se le aproxima una semana histórica: el martes recibirá a Gremio de Porto Alegre, por el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Tigre está complicado. Además de solo haber ganado en una oportunidad en lo que va del certamen, es penúltimo en la tabla de descenso. No puede consolidar su gran performance en ataque -es uno de los que más anotó- debido a la endeblez defensiva: es el equipo que más goles recibió en estas primeras cinco fechas. Su próximo rival será Huracán.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here