En semifinales, el Decano triunfó por penales ante el Canalla luego de igualar sin tantos en los noventa minutos reglamentarios. Espera por River o Deportivo Morón en la final.

Atlético Tucumán sigue consolidando el mejor año de su historia futbolística. A su participación en Copa Libertadores y Sudamericana, le sumó ser finalista de la Copa Argentina por primera vez. Es el equipo que más encuentros disputó a lo largo del año: totalmente meritorio lo del conjunto norteño.

Pero no solo llegó a la final del torneo más federal del país, sino que quedó a un paso de disputar nuevamente la Copa Libertadores: le alcanzará con que River le gane a Morón, ya que el Millonario ya está clasificado. Si gana el Gallito, deberá quedarse con la competición.

En Rosario Central, por su parte, todo apunta a ciclo cumplido del cuerpo técnico. Solamente lo sostenía la Copa Argentina, ya que en la Superliga se encuentra hundido en el fondo de la tabla luego de no triunfar en los ocho encuentros que disputó.

En cuanto al juego, el equipo de Montero fue superior en el juego y tuvo las mejores oportunidades. Sobre todo en el inicio del complemento, donde Luchetti le atajó un penal a Camacho. Luego de eso, el Laucha se lesionó y fue reemplazado por Sánchez.

El arquero ingresado también fue figura: se quedó con una doble oportunidad tras un remate de Carrizo y otro de Ruben. Además, el Pachi estrelló un disparo en el ángulo.

La más clara del Decano fue en el primer tiempo, cuando Barbona disparó y el balón impactó en el poste.

En los penales, Sánchez agigantaría su figura. Se quedó con las ejecuciones del Ruso Rodríguez y Martínez, mientras que Ruben elevó su remate. En Atlético, convirtieron los cuatro que ejecutaron.

El elenco de Zielinski disputará su primera final de Copa Argentina mientras que Central, sigue quedándose al borde: venía de perder las últimas tres finales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here