El cotejo que encontraba a Ituzaingó y Central Córdoba de Rosario finalmente comenzó más tarde de lo previsto debido a una amenaza de bomba. En el estadio estaba el Secretario de Aprevide, Juan Manuel Lugones.

Últimamente, la amenaza de bomba se ha tornado como una “moda” por los chistosos. El pesado rumor se había empezado a implementar en escuelas y organismos gubernamentales. Obviamente, el fútbol no podía quedar exento.

Y fue este lunes cuando se puso en marcha. Los jugadores de ambos equipos, dirigentes, árbitros y simpatizantes tuvieron que esperar a que las autoridades tomen una resolución en cercanías del estadio Carlos Scaan de Ituzaingó.

Diario La Capital de Rosario, expone que “no se descarta que la presencia de Juan Manuel Lugones, secretario ejecutivo de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), haya motivado la llamada intimidatoria”.

El encuentro, finalmente, comenzó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here