El entrenador de Lanús habló luego de la derrota de su equipo ante Gremio, por la final de ida de la Copa Libertadores. Realizó un análisis del partido y aseguró que la vuelta será otra cosa: “Nos hacemos fuerte en casa”, dijo.

El Granate realizó un gran partido ante Gremio en Brasil, jugándole de igual a igual e incluso complicando durante gran parte del primer tiempo. Sobre el final, sufrió el tanto de su rival y pese a esto, Jorge Almirón se fue conforme. “El empate hubiese sido justo”, expresó.

Sobre el partido, separó a la primera de la segunda etapa. “Fue parejo. Entendemos que el rival tiene jerarquía. Ellos tuvieron la posesión, pero sin ser profundos. Creamos las mejores situaciones en el primer tiempo. El arquero rival tuvo una buena actuación. En el segundo no fuimos tan profundos, pero veníamos haciendo un buen partido. No nos habían llegado, pese a que nos costó llegar. Tenían la pelota,pero no llegaban tampoco. Nos hicieron el gol faltando siete minutos. El empate hubiese sido justo. Nosotros cuando tuvimos la posibilidad de jugar, lo hicimos muy bien”.

Además, hizo relevancia al buen desempeño que han tenido de local en esta competición. “No nos tocó sacar buenos resultados de visitantes, pero de locales somo muy fuertes. Nos hacemos fuerte en casa.Está abierta la serie. No hay goles de visitante. El equipo hizo un muy buen partido. Ha hecho muchos goles de local. El equipo mostró otra cara en casa, con nuestro público. Va a ser diferente el partido. Estamos bien”

Finalmente, opinó sobre el árbitro Bascuñan, de polémico trabajo.  “Creo que estuvo bien, pero la jugada de la amarilla a Braghieri ya había pasado y volvió para amonestarlo. No fue justo comparado cuando le pegaron dos o tres veces a Acosta. Tendría que haber amonestado al lateral de ellos mucho antes. Ya pasó, pero son detalles”.

Fuente: Olé

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here