El entrenador de Huracán se autodescartó para ocupar el banco Xeneize a partir del próximo año.

Luego de la caída ante River, en la final de la Copa Libertadores, las posibilidades de que Guillermo Barros Schelotto deje de ser el entrenador de Boca eran más que remotas. Desde ese momento, comenzaron a sonar varios nombres para reemplazarlo. Gustavo Alfaro fue uno de ellos, aunque no ronda por la cabeza del entrenador esa posibilidad.

“No me moviliza para nada dirigir a Boca”, respondió en conferencia de prensa cuando le preguntaron sus sensaciones sobre la mención de su nombre para reemplazar a Guillermo.

Luego, y como hace cada vez que puede, volvió a criticar el frenetismo de nuestro fútbol. “Me duele por Guillermo, no que mi nombre aparezca, sino por la cantidad de nombres que aparecen. Están velando a un entrenador antes de tiempo y no es justo. Es tan despiadado el fútbol argentino”.

Además, para Alfaro, el Mellizo debió haber continuado. “Boca jugo una final de Copa Libertadores, fue dos veces campeón del fútbol argentino, está clasificado a la próxima Copa. Obviamente que perder con River no es lo mismo que con cualquier otro equipo, pero si hay alguien que se merece seguir dirigiendo a Boca es Guillermo”.

Finalmente, habló del momento que atraviesa como entrenador. “Me genera esa pequeña satisfacción de saber que las cosas que uno ha hecho en a lo largo de este tiempo de trabajo se puede reconocer, me genera orgullo por un lado y me reafirma las convicciones por el otro, pero ahí termina”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here