A priori, el partido más atractivo de la fecha, Manchester City-Liverpool terminó con una inesperada goleada por 5-0 para el local, que se terminó luciendo y se animó a subirse provisoriamente a la punta, al menos hasta que el United juegue su partido ante Stoke City.

El encuentro arrancó con una marcada paridad entre dos equipos llamados a pelear por el título. Los de Josep Guardiola lograron el desequilibrio a través de Sergio Agüero (PT 24m), aunque el verdadero quiebre se dio cuando Sadio Mané (PT 37m) fue con la pierna levantada a buscar una pelota en el área e impactó de lleno en el rostro del arquero rival, Ederson. El arquero brasileño debió ser reemplazado por el chileno Claudio Bravo y el veloz delantero senegalés vio la roja.

Desde entonces, el duelo ya no fue tal. Gabriel Jesus (PT 51m y ST 8m) y el ingresado Leroy Sané (ST 32m y 46m) le pusieron cifras definitivas a una goleada impropia a la realidad de ambos equipos, pero que eleva al City a lo más alto de la Premier League.

En otro duelo atractivo de la jornada, el Tottenham de Mauricio Pochettino goleó por 3-0 a Everton gracias a los tantos de Harry Kane (PT 28m y ST 1m) y el danés Christian Eriksen (PT 42m). Además, Arsenal se reencontró con el triunfo tras dos derrotas en fila al vencer también por 3-0 a Bournemouth; mientras que el campeón defensor, Chelsea, se impuso por 2-1 sobre Leicester como visitante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here